HHT

 
HHT

HERMANDADES DEL TRABAJO (Madrid)

Nació como organización apostólica en 1947, y es una organización de trabajadores cristianos que pretende el desarrollo integral de los mismos luchando por su dignidad y derechos. Para ello, se solidariza en la búsqueda de su promoción impulsando obras y servicios sociales. Es una obra de trabajadores seglares, para trabajadores y llevada a cabo por trabajadores.

La formación es uno de los aspectos mas importantes para contribuir a que los trabajadores se desarrollen en sus dimensiones sociales y religiosa; y que lo hagan dentro del mundo del trabajo.

HERMANDADES cuenta con centros para el desarrollo de sus actividades en toda España y en varios países de Latinoamérica. Estos se encargan de desarrollar y supervisar las acciones y los proyectos que allí se van ejecutando. Así forma parte de la Coordinadora de Organizaciones no Gubernamentales y está considerada como una ONG para el Desarrollo.

Nuestros fines y objetivos se resumen:

  • Evangelización del mundo del trabajo
  • Capacitación y perfeccionamiento profesional de los trabajadores.
  • Formación, información y orientación religiosa y social de los trabajadores, apoyando su compromiso público.
  • Promoción de servicios y obras de tipo cultural y social que contribuyan al total desarrollo de la personalidad del trabajador.
  • Un camino para vivir como cristianos y trabajadores en el mundo del trabajo y en el marco de la Pastoral Obrera que compartimos con otros movimientos y asociaciones.
  • La unión que nos posibilite luchar juntos para favorecer unas mejores condiciones de trabajo, impulsar el esfuerzo para que se creen más y mejores puestos laborales, que se oiga la voz de nuestros parados, jóvenes y pensionistas.
  • Sensibilizar a la sociedad de los problemas de los trabajadores más pobres y marginados favoreciendo la reflexión lúcida y crítica sobre la realidad del paro.
  • Proyectos de Promoción social como cauce de incorporación de jóvenes y adultos-jóvenes: inmigrantes, población marginal, desempleo, reciclaje profesional de parados, formación de jóvenes para el primer empleo, autoempleo,…
  • el disfrute de numerosos servicios y obras sociales que, entre todos, hacemos posible.
  • Ayudar en los Proyectos de Desarrollo de nuestros Centros de Hermandades en América latina: dispensarios médicos, comedores populares, centros y proyectos de Formación Profesional, formación para el Autoempleo, comedores infantiles, trabajo con niños de la calle…

La labor de los Departamentos de acción.

Los departamentos impulsan las acciones a nivel más técnico; uno de ellos es el de Acción Apostólico Social. Es uno de los puntuales de la propia acción evangelizadora. Su responsabilidad fundamental se centra en el seguimiento, apoyo y formación de los militantes en su proceso de madurez en el apostolado y en la propia acción apostólica con los trabajadores en el puesto de trabajo o en cualquier otro espacio donde se propicie el encuentro. Esto, por tanto, da el sentido a cualquier otra actividad o grupo de acción de Hermandades, ya sea de tipo específicamente apostólico o de carácter formativo, cultural, de tiempo libre, etc…

Es significativo que si en Hermandades se dan todo tipo de actividades en relación con los trabajadores, sea cual sea el ámbito de actuación, esta siempre tendrá un último fín apostólico, aunque no se desprecia el propio servicio en sí mismo, como respuesta a las distintas necesidades que los trabajadores acusan o demanden para su desarrollo integral.

Formación para el empleo y el desarrollo personal.

Por ejemplo, las propuestas y objetivos del Departamento de Formación Profesional se resumen en enseñar y aprender para mejorar en el empleo o acceder a él. Prioridad entre los trabajadores en un tiempo en que los puestos laborales escasean.

El punto de partida de este curso ha sido la propia realidad social y lo que va demandando, y la programación ya iniciada, ateniéndonos a los objetivos y líneas de acción que se aproboron para el Departamento de Formación Profesional en el Plan Trienal 1997 – 2000.

Así, hay una actividad muy querida y valorada. las clases de «Lengua Española para extranjeros», en las que hay inscritas ya más de sesenta personas, con un grupo importante de inmigrantes chinos. También hay estudiantes de otras nacionalidades: rusos, africanos, polacos, rumanos,… y están totalmente subvencionadas. Lo mejor, es el buen ambiente que hay en las clases. Son gente joven, trabajadores, que tienen una necesidad urgente y absoluta de aprender nuestro idioma para desenvolverse en el mercado laboral y que se reparten en dos niveles: inicial y avanzado. Están atendidos por profesores voluntarios y es una actividad que responde perfectamente a lo que es el carisma de hermandades. la demanda es grande, pues las dificultades de los emigrantes son muchas y uno de los primeros escollos a salvar es el idioma.

También es importante para la promoción de muchos que han perdido el carro de la formación más básica para conseguir empleo, las clases de Graduado y Alfabetización, igualmente subvencionadas, y con un estilo de enseñanza personalizado, además, por el entusiasmo de los profesores voluntarios y su metodología específica para adultos.

En el bloque de Formación y Perfeccionamiento para el Empleo se está trabajando para potenciar este área e intentar adaptarla y acercarla, también, a colectivos más numerosos y más necesitados de este tipo de4 formación debido a su urgencia por conseguir trabajo. Desde el Departamento se intenta que sea de verdad una formación para acceder a un empleo. En este sentido se está promocionando la conexión entre las necesidades de formación y el mercado laboral para estudiar en qué sectores surgen las ofertas y cuál es la carencia formativa que se detecta. Es otro de los objetivos que se persigue con los cursos de informática. Detectar las verdaderas necesidades y poder ofrecérselos a los S.O.I.E (Servicios de Orientación e Información para el Empleo) y al propio INEM en aras de conseguir conciertos para cursos determinados de los que puedan beneficiarse al máximo nivel de los trabajadores en paro o lo jóvenes que buscan su primer empleo.

La cooperación social: Solidaridad en marcha.

Es muy importante la colaboración establecida entre dos Departamentos: el de Formación Profesional y el de Cooperación Social y Caridad, en donde se ubica el “Area de formación y Empleo” proyecto muy ambicioso en colaboración con Cáritas y Justicia y Paz dentro del “Programa de Paro y Conciencia Social”, y desde donde mejor conocen la manera de atender las necesidades más urgentes para la formación de los trabajadores y la búsqueda de alternativas y apoyo a los parados para su posibilidad de integración en el mundo laboral como trabajadores en activo. Desd este área se ayuda a la búsqueda de empleo, orientación profesional, iniciativas para pequeñas empresas, proyectos de autoempleo, etc. Recientemente, se ha abierto otro S.O.I.E. en el Centro que hermandades tiene en marcha en el Barrio del Pilar.

El objetivo es plantearse si la actividad que llevamos a cabo, responde a nuestro compromiso con el mundo de3l trabajo y, dentro de éste, con los sectores menos favorecidos, como exige nuestra condición de creyentes.

Al igual que en Formación profesional, nuestros progrmas de actividades deben partir de realidades concretas, si no queremos caer en una acción desencarnada e ineficaz.

Tenemos en cuenta que la formación, información y actuación como militantes cristianos deben incidir (influir) en la vida pública, social y privada; la preocupación por una formación profesional y humana, tanto de los trabajadores desempleados, para prepararles para un puesto de trabajo, como los que están en activo para defender el que tienen, la promoción de servicios y obras que contribuyan a la promoción de los trabajadores, sin perder la conciencia de que somo9s un colectivo con problemas comunes y que el apoyo es mutuo.

Dentro de nuestros objetivos nos parece prioritario impulsar servicios de promoción integral de la persona, asesorarla en sus problemas de carácter social y personal; descubrir y atender situaciones de riesgo para las familias de los trabajadore,s producidas por el actual sistema económico que, en ocasiones tiene consecuencias terribles; poner nuestra acción y solidaridad al lado del que busca la justicia, el trabajo y la paz; acompañar a la per4sona que empieza a entrar en situación de deterioro social, para proponerle salidas desde su propia persona que le liberen y desde la sociedad que le protejan y ayuden.

Y de ello se deriva el que hemos de hacer nuestra programación para unos destinatarios que crecen día a día en nuevas situaciones, que marcan los tiempos y que están esperando nuestra respuesta.

Estos pueden ser afiliados, o no; de cualquier edad y condición; a los cuales queremos acercarnos para ayudarles a solucionar su problema, bien sea por su situación de paro, inmigrante o problemas anexos, creados por estas situaciones, que descubrimos con la acogida y nuestra necesaria actitud de escucha.

Los distintos proyectos que son desarrollados por el Servicio de Asistencia Social, la acogida, el programa de atención a mayores y enfermos, la promoción del voluntariado, quieren ser una respuesta a los distintos problemas que genera nuestra sociedad. los llevan a cabo profesionales, militantres y colaboradores, de los distintos grupos de acción de las diferentes hermandades que se agrupan por profesión y el Departamento de cooperación Social y Caridad.

Igualmente, contamos con las Asesorías jurídica, fiscal, laboral y gabinete de Psicología como una muestra más de solidaridad y compromiso con el mundo del trabajo.

Todos estos servicios no deben hacer a las personas más dependientes, sino que debemos acompañarlos de programas que contribuyan a erradicar la pobreza. Es momento de interrogarnos si se da el cambio personal y colectivo en nuestra Organización desde una educación y formación amplias para poder hablar de erradicación de la pobreza.

Promocionar al trabajador en familia.

También desde departamentos como el de Acción Familiar se busca la promoción y desarrollo de los trabajadores, esta vez atendie3ndo a su realidad familiar y estableciendo cauces de mayor encuentro y oportunidades de compartir temas comunes que preocupan a las familias de hoy en sus distintas formas, incluyendo algunas nuevas situaciones cada vez más frecuentes (monoparentales), y que están insertas en una sociedad en la que los valores del evangelio chocan con lo que promulgan los poderosos medios de comunicación. hijos y padres se ven afectados y, a veces enfrentados, en un ambiente de consumismo y donde prevalece sobre casi todo el tener. Por ello, a través de conferencias a cargo de expertos en distintos temas, los matrimonios se reúnen una vez al mes (los llamados “Terceros Domingos”) para luego tener un tiempo de coloquio.

Tiempo libre: espacio para la promoción del trabajador.

Tan importante como cuidar la formación es formarnos también en el Tiempo Libre y de ocio o descanso.

Gracias a las acciones en el campo del Ocio y Tiempo Libre se fomenta el aprendizaje del Arte y la cultura a través de conferencias, clases de historia del Arte, de Danza, sin olvidar las visitas culturales, los grupos de teatro aficionado, etc…

Igualmente se atiende la necesidad de disfrutar del tiempo de ocio, a través de los viajes de fines de semana, puentes, veraneo, etc…; nuestras Residencias de verano que se presentan como espacio privilegiado de encuentro; las Colonias Infantiles, escuela de aprendizaje no solo para los niños, sino para los monitores como una escuela de vida y entrega gratuita, las piscinas del Estadio San Miguel, y muchos otros servicios, que cuidan también, a buenos precios, el tiempo libre de los trabajadores afiliados a las hermandades del Trabajo.

Pero hoy, no es este objetivo el prioritario. Es cierto que estas acciones nacieron como respuesta a la falta de posibilidades que los trabajadores tenían para acceder a este tipo de privilegios de los mas pudientes. Pero es también una forma privilegiada de acercamiento a los hombres y mujeres del mundo dle trabajo, para llevar a cabo la evangelización que antes que nada nos pide nuestro Ideario y el propio Evangelio.






 Publicado por a las 12:25